En algunas ocasiones se hace necesario acudir a las Bajas Incentivadas para poder reducir la plantilla. Estas bajas pueden ofrecer una solución interesante tanto para la organización como para los empleados, ya que favorece un acuerdo que puede ser beneficioso para ambas partes.

En MAX Capital implementamos las bajas incentivadas en su compañía a la medida de sus recursos humanos, analizando en detalle la situación de la plantilla para favorecer el proceso a cada trabajador/a y la optimización de costes para la empresa.

En las Bajas Incentivadas se permite que, mediante un acuerdo con su empresa, un trabajador por cuenta ajena abandone su actividad laboral antes de que llegue la edad legal de jubilación, recibiendo una retribución desde la fecha de la prejubilación hasta una edad pactada, que normalmente suele ser la fecha en que su jubilación oficial se haría efectiva, de tal forma que se reduzcan los.costes laborales en la empresa.