Como ya sabemos, el salario no es el único incentivo con el que se puede motivar a los empleados, los beneficios sociales y la retribución flexible son muy valorados y reportan interesantes beneficios fiscales y de relación entre la empresa y la plantilla.

La retribución flexible es un sistema retributivo que permite que el empleado o empleada distribuya el cobro de su retribución una parte en nómina y otra a través de productos o servicios que le ofrece la empresa, habitualmente con interesantes beneficios fiscales.

En este sentido, desde MAX Capital le asesoramos en soluciones innovadoras para la retribución flexible de sus empleados y altos ejecutivos, dentro de una estrategia integrada con Compensación y Beneficios.